idees (I): estafa intelectual

La mente humana está dotada de tal modo que no puede soportar contemplar (desde nuestro punto de vista) los acontecimientos en gran parte insensatos cuyo flujo indiferenciado constituye nuestra experiencia inmediata. Exige sentido, significados, límites bien demarcados y distinciones. (...) El arte y la filosofía son la transposición de la vaga melodía de nuestra experiencia hacia otra nota, la de lo humanamente significativo y racionalmente explicable. Con el fin de logar esta transposición, artistas y filósofos recurren (con buena fé y las mejores intenciones) a un tipo de estafa intelectual. (...) 

Los escritores de ficción escriben como si toda la experiencia fuera humanamente significativa y tuviera una justificación racionalmente adecuada. A partir de cierta idea de la dignidad humana, finalmente se topan con que la realidad es, de un modo humillante, insensata e irracional. Reemplazan lo real por lo conveniente.” 

Aldous Huxley, “Ficción y realidad” dins Si mi biblioteca ardiera esta noche.
 

1 comentari:

Anna ha dit...

això em recorda a un text de nietzsche sobre els filòsofs, que vaig utilitzar com a pròleg pel meu ignoradíssim i injustíssimament puntuat treball sobre Freud. en fi, com va dir en certa ocasió irene pujadas, mucho ruido y pocas nueces...

("todos hacen como si hubieran descubierto y conquistado sus propias opiniones mediante el ejercicio espontáneo de una dialéctica pura, fría y divinamente impasible, cuando lo que defienden por razones inventadas a posteriori es las más de las veces una invención arbitraria, un antojo, una "intuición" y, con mayor frecuencia aún, un deseo muy preciado pero depurado y cuidadosamente pasado por el tamiz. Son todos, mal les pese, los abogados y a menudo hasta los astutos defensores de sus prejuicios, que ellos llaman "verdades".)